miércoles, 10 de febrero de 2010

Titulares de preocupación

Acaba de terminar una semana negra en acontecimientos y consecuencias de la errática política económica y social del gobierno de Rodríguez Zapatero.
Sólo hay que echar un vistazo a los titulares de las portadas de los principales periódicos nacionales de estos últimos días: “Nadie hizo tanto daño en menos tiempo”; “ De la economía sostenible a un país insostenible”; “El gobierno crea otra alarma con las pensiones y da marcha atrás”; “La desconfianza en las medidas económicas derrumba la Bolsa”; “El gobierno no se atreve a presentar su reforma laboral”; “ España necesita un gobierno”; “El PSOE pide una reacción urgente de Zapatero”; “El paro supera la barrera”; “Los sindicatos se rebelan, la Bolsa se desploma y el PP gana ventaja”.
Como resumen es más que suficiente. La situación y las noticias ya no dejan indiferente a casi nadie y en España la preocupación empieza a ser un síntoma colectivo. Los pronósticos de los expertos no dejan lugar a dudas, así el desempleo seguirá aumentando; Grecia, Irlanda y España son los países con mayor déficit público y serán los únicos que seguirán en recesión en 2010, España bate el record en desempleo duplicando la media de los países del euro, y será el país que mas PIB por habitante pierda en 2010. Los analistas internacionales advierten de los principales riesgos de la situación de nuestro sistema financiero y de las cuentas públicas.
De acuerdo con todas las previsiones, los grandes problemas que han atenazado la economía en 2009, como la destrucción de empleo, la falta de crédito al sector privado, la falta de competitividad y la crisis fiscal de las administraciones públicas van a continuar. Y ante este desolador horizonte ¿se puede hacer algo?
Desde el Partido Popular se han lanzado, en diferentes momentos y escenarios, propuestas que el gobierno ha rechazado “por cuestiones ideológicas”. Quiero recordar aquí y ahora las más recientes.
En primer lugar es necesario garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas. Con un crecimiento del 30% en los gastos, y una disminución de otro 30% en los ingresos estamos ante la mayor crisis fiscal de nuestra historia.
En segundo lugar es necesario apostar por una rebaja selectiva de impuestos.
Como tercera medida tenemos la restructuración y saneamiento del sistema financiero, para conseguir que el crédito llegue a las familias y a las pequeñas empresas.
Por último en este breve espacio, apuntar la urgente necesidad de acometer las reformas estructurales que permitan generar empleo y mejorar la competitividad de nuestro país, y para ello avanzar en la liberalización de sectores económicos básicos como el energético, las telecomunicaciones, o el transporte, lo que transmite sus efectos positivos a los ciudadanos.
Se pueden y se deben hacer estas cosas. Y son urgentes para no volver a leer titulares como los de los últimos días.

___________________________________________________________


Titulares de Preocupación

Acaba de terminar unha semana negra en acontecementos e consecuencias da errática política económica e social do goberno de Rodríguez Zapatero.
Só hai que botar unha ollada aos titulares das portadas dos principais xornais nacionais destes últimos días: “Nadie hizo tanto daño en menos tiempo”; “ De la economía sostenible a un país insostenible”; “El gobierno crea otra alarma con las pensiones y da marcha atrás”; “La desconfianza en las medidas económicas derrumba la Bolsa”; “El gobierno no se atreve a presentar su reforma laboral”; “ España necesita un gobierno”; “El PSOE pide una reacción urgente de Zapatero”; “El paro supera la barrera”; “Los sindicatos se rebelan, la Bolsa se desploma y el PP gana ventaja”.
Como resumo é máis que suficiente. A situación e as noticias xa non deixan indiferente a case ninguén e en España a preocupación empeza a ser un síntoma colectivo. Os prognósticos dos expertos non deixan lugar a dúbidas, así o desemprego seguirá aumentando; Grecia, Irlanda e España son os países con maior déficit público e serán os únicos que seguirán en recesión en 2010, España bate o record en desemprego duplicando a media dos países do euro, e será o país que mais PIB por habitante perda en 2010. Os analistas internacionais advirten dos principais riscos da situación do noso sistema financeiro e das contas públicas.
De acordo con todas as previsións, os grandes problemas que han atenazado a economía en 2009, como a destrución de emprego, a falta de crédito ao sector privado, a falta de competitividade e a crise fiscal das administracións públicas van continuar. E ante este desolador horizonte pódese facer algo?
Desde o Partido Popular lanzáronse, en diferentes momentos e escenarios, propostas que o goberno rexeitou "por cuestións ideolóxicas". Quero recordar aquí e agora as máis recentes.
En primeiro lugar é necesario garantir a sustentabilidade das finanzas públicas. Cun crecemento do 30% nos gastos, e unha diminución doutro 30% nos ingresos estamos ante a maior crise fiscal da nosa historia.
En segundo lugar é necesario apostar por unha rebaixa selectiva de impostos.
Como terceira medida temos a restructuración e saneamento do sistema financeiro, para conseguir que o crédito chegue ás familias e ás pequenas empresas.
Para rematar neste breve espazo, apuntar a urxente necesidade de acometer as reformas estruturais que permitan xerar emprego e mellorar a competitividade do noso país, e para iso avanzar na liberalización de sectores económicos básicos como o enerxético, as telecomunicacións, ou o transporte, o que transmite os seus efectos positivos aos cidadáns.
Pódense e débense facer estas cousas. E son urxentes para non volver ler titulares como os dos últimos días.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.