miércoles, 30 de noviembre de 2011

Gracias

Gracias es una hermosa palabra que solemos utilizar de forma mecánica. A pesar de lo gastada y recurrente, es la que quiero utilizar para, transcurrida algo más de una semana desde la jornada del 20 de noviembre, dirigirme a todos cuantos han confiado en la candidatura lucense que tuve el honor y la responsabilidad de encabezar, a todos cuantos han confiado en el proyecto para gobernar España los próximos años que presentó el Partido Popular.

Gracias por tanta confianza en forma de votos, ahora hay que saber administrar para no defraudarla. Gracias por darnos la oportunidad de trabajar para devolver a España a la senda de la que nunca debimos salir.

En estos días por la calle, teléfono, mensajes, correos electrónicos, redes sociales, y todavía alguna carta en papel, he recibido muchas enhorabuenas. Gracias por ellas. Pero también comentarios del estilo “lo duro os viene ahora”, “menudo lío tenéis por delante, “vais a necesitar mucha suerte”... Todos ellos justificados pues nadie es ajeno a la difícil situación que vive España y en especial a su realidad económica y al drama del paro, especialmente el juvenil. Éramos conscientes de ello y por eso durante las últimas semanas, y especialmente durante la dura campaña electoral, no caímos en la tentación, tan frecuente y recurrente, de prometer imposibles y sí de hacer todo lo posible por mejorar este panorama. Otros equivocaron su estrategia y creyeron que con más mentiras y con el viejo truco de meter miedo en el cuerpo a los más vulnerables podían alcanzar su pírrica victoria. Se equivocaron.

Ahora es el momento de presentar a todos los españoles, nos votaran o no, nuestras soluciones para abordar con responsabilidad y de manera colectiva la salida a la crisis económica y de valores que cada nueva jornada amenaza con llevarnos por delante. Pero todo en su preciso momento. No puedo entender como ya existen voces y medios de comunicación empeñados en que el futuro presidente de gobierno comparezca ya y diga lo que piensa hacer de manera concreta y precisa. Conozco a Rajoy y espero que no cometa semejante irresponsabilidad.

Los plazos, aunque largos y fijados por el gobierno saliente, hay que respetarlos. El proceso de traspaso de poderes es, a mi entender, excesivamente dilatorio y en las presentes circunstancias todavía más injustificado. Pero es el que es. Ningún líder serio y responsable puede salir a la palestra sin conocer al milímetro la situación de las cuentas publicas y el grado de cumplimiento de los objetivos de déficit publico, porque cada millón de euros que se desvíe de ese objetivo, supondrá un agujero más en el cinturón de la austeridad que toca aplicar después de años viviendo muy por encima de nuestras posibilidades. Confío en quien ha recibido tanta confianza hace unos días en las urnas. Desconfío de los que después de hacernos perder tantas oportunidades, ahora los días les parecen semanas.

Gracias a todos y tienen mi compromiso de no defraudar y trabajar por dignificar al máximo esta vocación de servicio público que es la política.

Grazas


Grazas é unha fermosa palabra que adoitamos utilizar de forma mecánica. A pesar do gastada e recorrente, é a que quero utilizar para, transcorrida algo máis dunha semana desde a xornada do 20 de novembro, dirixirme a todos cantos confiaron na candidatura lucense que tiven a honra e a responsabilidade de encabezar, a todos cantos confiaron no proxecto para gobernar España os próximos anos que presentou o Partido Popular.

Grazas por tanta confianza en forma de votos, agora hai que saber administrar para non defraudala. Grazas por darnos a oportunidade de traballar para devolver a España á senda da que nunca debemos saír.

Nestes días pola rúa, teléfono, mensaxes, correos electrónicos, redes sociais, e aínda algunha carta en papel, recibín moitos parabéns. Grazas por elas. Pero tamén comentarios do estilo ?o duro vénvos agora?, ?miúda lea tedes por diante, ?ides necesitar moita sorte?... Todos eles xustificados pois ninguén é alleo á difícil situación que vive España e en especial á súa realidade económica e ao drama do paro, especialmente o xuvenil. Eramos conscientes diso e por iso durante as últimas semanas, e especialmente durante a dura campaña electoral, non caemos na tentación, tan frecuente e recorrente, de prometer imposibles e si de facer todo o posible por mellorar este panorama. Outros equivocaron a súa estratexia e creron que con máis mentiras e co vello truco de meter medo no corpo aos máis vulnerables podían alcanzar o seu pírrica vitoria. Equivocáronse.

Agora é o momento de presentar a todos os españois, votásennos ou non, as nosas solucións para abordar con responsabilidade e de xeito colectivo a saída á crise económica e de valores que cada nova xornada ameaza con levarnos por diante. Pero todo no seu preciso momento. Non podo entender como xa existen voces e medios de comunicación empeñados en que o futuro presidente de goberno compareza xa e diga o que pensa facer de xeito concreto e precisa. Coñezo a Rajoy e espero que non cometa semellante irresponsabilidade.

Os prazos, aínda que longos e fixados polo goberno saínte, hai que respectalos. O proceso de traspaso de poderes é, ao meu entender, excesivamente dilatorio e nas presentes circunstancias aínda máis inxustificado. Pero é o que é. Ningún líder serio e responsable pode saír á palestra sen coñecer ao milímetro a situación das contas publicas e o grao de cumprimento dos obxectivos de déficit publico, porque cada millón de euros que se desvíe dese obxectivo, suporá un buraco máis no cinto da austeridade que toca aplicar logo de anos vivindo moi por encima das nosas posibilidades. Confío en quen recibiu tanta confianza fai uns días nas urnas. Desconfío dos que logo de facernos perder tantas oportunidades, agora os días parécenlles semanas.

Grazas a todos e teñen o meu compromiso de non defraudar e traballar por dignificar ao máximo esta vocación de servizo público que é a política.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

espero y deseo que tengas suerte Joaquín en esta nueva etapa que os toca gobernar, sólo espero que se tomen decisiones valientes y ejemplarizantes; si los políticos, los que estáis en primera línea dais ejemplo, será más fácil que la sociedad entienda y asuma los sacrificios que seguro tendréis que tomar

ánimo y trabajo, mucho trabajo para sacarnos del hoyo

Anónimo dijo...

no hay mayor recompensa al trabajo que la gratificación de quienes han apostado por un cambio tan complejo, un cambio que entonces supuso las críticas de los supuestos modernos pero un cambio que mediante la crítica nos llevará a la modernidad, a la estabilidad y al bienestar social que tanto ansiamos. Puesta la confianza en un grupo político tan significativo y coherente (los datos lo demuestran, y siendo breve el tiempo de gratificaciones, el deseo que nos mueve, gracias al Partido Popular, es el de proseguir, el de avanzar y sobretodo el de marcarnos un objetivo común al que llegar. Ustedes han sabido hacer esto y mucho más, por eso la gracias han de ser devueltas.. No es sólo confianza, se trata casi de desesperación. Ánimo

Anónimo dijo...

La confianza que miles de lucenses y de españoles han depositado en el PP tienen que verse a la hora de gobernar, de tomar decisiones para salir de donde nos han metido
Los ciudadanos entenderemos los sacrificios que se nos pidan , siempre que los políticos den ejemplo, por eso sé que Joaquín lo dará, porque ya lo ha demostrado anteriormente
ánimo Joaquín y a pelear por lugo y por este páis

Anónimo dijo...

Enhorabuena otra vez. Rajoy es un hombre capaz, sensato, con experiencia de gobierno en todas las administraciones y tiene se ha rodeado de gente muy preparada. Sabe bien lo que tiene que hacer. Esperamos que tenga la determinación y la audacia de llevarlo a cabo. Ánimo y a ponerse a trabajar.

Mateo dijo...

Querido Joaaquín, estamos orgullosos de que como caebeza de lista desta provincia ao Congreso, sexas ti quen defenda a nosa terra neste novo goberno de Mariano Rajoy.
Sabemos que estarás aí coma nestes anos para dalo todo pol@s teus veciñ@s. Unha aperta e moita sorte nesta nova etapa.

Mari dijo...

Moita sorte Joaquín e os meus máis seinceiros parabéns.

joeraymond dijo...

No se pueden decir las cosas con más sensatez. Os deseo mucha suerte en vuestra complicada labor, por el bien de todos.

Se ha producido un error en este gadget.