miércoles, 15 de mayo de 2013

Señalar

Olga Iglesias, Jaime de Olano y yo, fuimos elegidos democráticamente en las urnas como representantes de los españoles en el Congreso de los Diputados. 

Estos días algunos grupos políticos organizan actos de señalamiento personal, para declararnos personas no gratas en las corporaciones municipales de la provincia de Lugo. 

Llamar la atención hacia alguien, nombrar a determinada persona para algún fin, y distinguirse, especialmente en materia de reputación, crédito y honra, son definiciones que aparecen en el Diccionario de la Lengua Española para la palabra “señalar”. 

Los diputados Populares lucenses nos sentimos señalados por aquellos que pretenden llamar la atención de los ciudadanos atribuyéndonos falsedades. Señalados al declararnos no gratos entre nuestros vecinos por intentar dar soluciones a los problemas que no supieron atajar quienes hoy nos señalan. Señalados al exhibir nuestras fotos por calles de Lugo con nuestros nombres y el calificativo de traidores, con la indecente argumentación de votar a favor de una Ley que dicen que roba los ahorros de los ciudadanos. 

Cuando en septiembre de 2012 el gobierno propuso aprobar medidas para evitar que volvieran a comercializarse a pequeños ahorradores productos como las preferentes, los que hoy nos acusan y señalan, las votaron en contra. De haberlas aprobado cuando gobernaban o les apoyaban, hubiera sido imposible la comercialización masiva de estos productos que sí se produjo, principalmente, entre 2008 y 2009. 

Cuando ahora el gobierno busca soluciones para que estas personas recuperen sus inversiones, respetando la normativa europea de ayudas de Estado y consiguiendo mejores condiciones que las logradas por entidades financieras Irlandesas, Belgas, Francesas u Holandesas, los que nada hicieron antes, ahora nos acusan de traidores y ladrones. 

Olga, Jaime y yo, con nuestro trabajo, nuestros errores y aciertos, hemos apoyado unas medidas que vienen a poner fin a una práctica irresponsable de un gobierno que ha dejado como legado la estafa y el engaño a miles de lucenses, que habían confiado no sólo en personas y entidades, sino también en los mecanismos de control y supervisión públicos que fallaron estrepitosamente. 

Es paradójico que el actual gobierno, que desde el primer momento tomó medidas para proteger a los ahorradores, se vea hoy señalado por personas irresponsables e incompetentes que se cruzaron de brazos mientras esto sucedía. 

Parecen olvidar que las reglas del juego democrático permiten resolver las legítimas discrepancias por otros métodos, sin poner en peligro una convivencia que todos nos dimos, con mucha generosidad y esfuerzo, hace unos años. O quizás precisamente por saber que las urnas les siguen dando la espalda se empeñan en alimentar la ola antisistema para tratar de que se lleve a todos por delante y recoger algunos pedazos. 

Es posible que con su estrategia puedan dañar hoy nuestro crédito y honra, pero deben saber que más temprano que tarde, y por utilizar para su rédito político el sufrimiento y el malestar de los que hoy atraviesan dificultades, serán ellos los señalados por las urnas. 


Sinalar 

Olga Iglesias, Jaime de Olano e máis eu, fomos elixidos democráticamente nas urnas como representantes dos españois no Congreso dos Deputados. 

Estes días algúns grupos políticos organizan actos de señalamiento persoal, para declararnos persoas non gratas nas corporacións municipais da provincia de Lugo. 

Chamar a atención cara a alguén, nomear a determinada persoa para algún fin, e distinguirse, especialmente en materia de reputación, crédito e honra, son definicións que aparecen no Dicionario da Lingua Española para a palabra “sinalar”. 

Os deputados Populares lucenses sentímonos sinalados por aqueles que pretenden chamar a atención dos cidadáns atribuíndonos falsedades. Sinalados ao declararnos non gratos entre os nosos veciños por intentar dar solucións aos problemas que non souberon atajar quen hoxe nos sinalan. Sinalados ao exhibir as nosas fotos por rúas de Lugo cos nosos nomes e o cualificativo de traidores, coa indecente argumentación de votar a favor dunha Lei que din que rouba os aforros dos cidadáns. 

Cando en setembro de 2012 o goberno propuxo aprobar medidas para evitar que volvesen comercializarse a pequenos aforradores produtos como as preferentes, os que hoxe nos acusan e sinalan, votáronas en contra. De habelas aprobado cando gobernaban ou lles apoiaban, fose imposible a comercialización masiva destes produtos que si se produciu, principalmente, entre 2008 e 2009. 

Cando agora o goberno busca solucións para que estas persoas recuperen os seus investimentos, respectando a normativa europea de axudas de Estado e conseguindo mellores condicións que as logradas por entidades financeiras Irlandesas, Belgas, Francesas ou Holandesas, os que nada fixeron antes, agora acúsannos de traidores e ladróns. 

Olga, Jaime e eu, co noso traballo, os nosos erros e acertos, apoiamos unhas medidas que veñen poñer fin a unha práctica irresponsable dun goberno que deixou como legado estáfaa e o engano a miles de lucenses, que confiaran non só en persoas e entidades, senón tamén nos mecanismos de control e supervisión públicos que fallaron estrepitosamente. 

É paradoxal que o actual goberno, que desde o primeiro momento tomou medidas para protexer aos ahorradores, véxase hoxe sinalado por persoas irresponsables e incompetentes que se cruzaron de brazos mentres isto sucedía. 

Parecen esquecer que as regras do xogo democrático permiten resolver as lexítimas discrepancias por outros métodos, sen poñer en perigo unha convivencia que todos nos demos, con moita xenerosidade e esforzo, fai uns anos. Ou quizais precisamente por saber que as urnas séguenlles dando as costas empéñanse en alimentar a ola antisistema para tratar de que se leve a todos por diante e recoller algúns pedazos. 

É posible que coa súa estratexia poidan danar hoxe o noso crédito e honra, pero deben saber que máis cedo que tarde, e por utilizar para o seu rédito político o sufrimento e o malestar dos que hoxe atravesan dificultades, serán eles os sinalados polas urnas.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Olga, Jaime y tu fuisteis elegidos a dedo, y votados por gente que vota unas siglas, porque sois como extraterrestres para la mayoria de ciudadanos.

Se ha producido un error en este gadget.