miércoles, 2 de octubre de 2013

Con R de Recuperación

Acaban de entrar en el Congreso para su tramitación los Presupuestos Generales del Estado para 2014. El Gobierno, tras su aprobación en Consejo de Ministros, los ha calificado de responsables y realistas, de rigurosos o como los presupuestos de la recuperación.

Responsables, porque ponen cuidado en lo que proponen y responden a una necesidad concreta, como la de sacarnos de la crisis. Que cumplen con lo que se ha comprometido. Responden al compromiso de, saneado el sistema financiero, hacer retornar el crédito a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos, auténtico motor de nuestra economía y de la creación de empleo

Realistas, porque actúan con sentido práctico y se ajustan a una previsión creíble de una realidad en mejoría, que permite atisbar el fin de la crisis.

Rigurosos, es decir austeros, exactos, precisos y minuciosos. Porque dejan atrás aquellos tiempos en que todas las cifras respondían a compromisos políticos con socios parlamentarios que solo servían para apuntalarse unos a otros en el poder aunque las cifras nos llevaran, como finalmente ocurrió, a perder toda credibilidad ante nuestros socios europeos y a derrochar recursos públicos.

De la Recuperación. Al hablar de recuperación nos referimos a algo que ha ocupado una gran parte de la tarea del gobierno en estos dos años, tratar de sacarnos de la grave crisis económica en la que la actitud irresponsable y quizás ignorante de otros gobiernos nos metió de lleno. Estamos hablando de la Recuperación efectiva de la economía española, porque en estos Presupuestos se contemplan cifras de crecimiento que implican que estemos ante el primer año de la recuperación. Por primera vez desde el inicio de la crisis bajará el paro y se creará empleo en términos netos. 

La Recesión, entendida como la depresión de las actividades económicas en general que tiende a ser pasajera, ha tocado fondo, ha quedado ya atrás. Los Recortes, como llaman algunos intencionadamente a la deducción del gasto público para cumplir con los objetivos de déficit público y seguir siendo fiables en Europa, han permitido entre otras cuestiones, nada menores, garantizar el sistema de pensiones y la asistencia sanitaria universal. Frente a ellos están las subida en partidas importantes como las de las becas, inversión en I+D+I, Vivienda, Cultura, Pensiones y Seguridad Social entre otras.

En definitiva el objetivo es lograr el equilibrio entre la austeridad y el impulso de la recuperación económica y el bienestar. Detrás de estas cifras está el esfuerzo de toda la sociedad española, la desaparición de las subidas de impuestos, y el final de la destrucción de empleo y la creación de empleo neto en el 2014.

Son también los presupuestos de Rajoy, al que define Arcadi Espada como místico de la política que vive del realismo y no del espectáculo.

Con R de Recuperación y a pesar de los especialistas en presupuestos espectáculo que nos llevaron al abismo, dejaremos atrás esta maldita crisis y recuperaremos la confianza en nosotros mismos.


Con R de Recuperación

Acaban de entrar no Congreso para o seu tramitación os Orzamentos Xerais do Estado para 2014. O Goberno, trala súa aprobación en Consello de Ministros, cualificounos de responsables e realistas, de rigorosos ou como os orzamentos da recuperación. 

Responsables, porque poñen coidado no que propoñen e responden a unha necesidade concreta, como a de sacarnos da crise. Que cumpren co que se comprometeu. Responden ao compromiso de, saneado o sistema financeiro, facer retornar o crédito ás pequenas e medianas empresas e aos autónomos, auténtico motor da nosa economía e da creación de emprego 

Realistas, porque actúan con sentido práctico e axústanse a unha previsión crible dunha realidade en mellora, que permite albiscar o fin da crise. 

Rigorosos, é dicir austeros, exactos, precisos e minuciosos. Porque deixan atrás aqueles tempos en que todas as cifras respondían a compromisos políticos con socios parlamentarios que só servían para apontoarse uns a outros no poder aínda que as cifras levásennos, como finalmente ocorreu, a perder toda credibilidade ante os nosos socios europeos e a malgastar recursos públicos. 

Da Recuperación. Ao falar de recuperación referímonos a algo que ocupou unha gran parte da tarefa do goberno nestes dous anos, tratar de sacarnos da grave crise económica na que a actitude irresponsable e quizais ignorante doutros gobernos meteunos de cheo. Estamos falando da Recuperación efectiva da economía española, porque nestes Orzamentos contémplanse cifras de crecemento que implican que esteamos ante o primeiro ano da recuperación. Por primeira vez desde o inicio da crise baixará o paro e crearase emprego en termos netos. 

A Recesión, entendida como a depresión das actividades económicas en xeral que tende a ser pasaxeira, tocou fondo, quedou xa atrás. Os Recortes, como chaman algúns intencionadamente á dedución do gasto público para cumprir cos obxectivos de déficit público e seguir sendo fiables en Europa, permitiron entre outras cuestións, nada menores, garantir o sistema de pensións e a asistencia sanitaria universal. Fronte a eles están as subida en partidas importantes como as das becas, investimento en I D I, Vivenda, Cultura, Pensións e Seguridade Social entre outras. 

En definitiva o obxectivo é lograr o equilibrio entre a austeridade o impulso da recuperación económica e o benestar. Detrás destas cifras está o esforzo de toda a sociedade española, a desaparición das subidas de impostos, e o final da destrución de emprego e a creación de emprego neto no 2014. 

Son tamén os orzamentos de Rajoy, ao que define Arcadi Espada como místico da política que vive do realismo e non do espectáculo. 

Con R de Recuperación e malia os especialistas en presupostos espectáculo que nos levaron ao abismo, deixaremos atrás esta maldita crise e recuperaremos a confianza en nós mesmos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

esperemos que efectivamente recuperemos no solo eol tiempo, sino el trabajo, será poco a poco, y costará
pero vamos en la buena dirección
Saludos Joaquín

Anónimo dijo...

Bo artigo Joaquín.
Coma sempre sensato

Jose Angel dijo...

Con R de recuperación, efectivamente. Prefiero esta R, fruto del esfuerzo de todos que la R de aquellos retorcidos que no reconocen la mejoría fruto de si gestión pésima cuando están en el gobierno.

Anónimo dijo...

No me cabe duda de que saldremos de esta y nos recuperaremos sin problema, aunque no sin tiempo. Por otro lado, aquellos que en su día tenían el gobierno y tomaban las decisiones deberían reconocer los signos de mejoría.

Anónimo dijo...

TOTALMENTE DE ACORDO. UN SAÚDO.

Jose dijo...

Hasta Miguel Sebastián, ex-ministro socialista, reconoce que, de no haber sido por Mariano Rajoy, el año pasado España no se habría librado del rescate.

Ahora bien, R de recuperación sí, pero no nos engañemos, va a ser muy pero que muy lenta, llevará años. Los sueldos de los funcionarios quedan congelados en 2014 o, lo que es lo mismo, ven su poder adquisitivo disminuido por cuarto año consecutivo. Los impuestos no suben, cierto, pero de momento tampoco bajan.

En fin, soy menos pesimista que hace un año, pero todavía estoy muy lejos del entusiasmo. Espero sentirme mejor dentro de un año. De momento, voy a gastar lo menos posible para poder tener algo ahorrado en caso de que me sigan congelando el sueldo tb. en 2015.

Se ha producido un error en este gadget.