miércoles, 23 de marzo de 2011

Sol naciente

Nadie puede ser indiferente ante lo que sucede en Japón: el contraste de la triple tragedia con la esperanzadora imagen de todo un pueblo que se comporta con entereza, disciplina y dignidad, dando respuesta colectiva a tanta desgracia junta. Que el país del sol naciente vuelva pronto a la normalidad y cure sus heridas es el deseo del mundo entero.

Mientras tanto, y en clave local, muy diferente era otro sol naciente que este domingo vi en A Fonsagrada. En un acto de Partido se reunieron los 67 candidatos populares de esta provincia a las próximas elecciones municipales. En el ambiente el sol que anuncia resultados positivos, las encuestas favorables, la ilusión en sacar adelante cada uno de los municipios; y los nubarrones del panorama generado bajo el gobierno de Zapatero, con el paro creciente y la crisis económica de la que España no acaba de ver el final.

Las encuestas recogen la caída libre de un PSOE desnortado, enzarzado en luchas internas, paralizado por el debate sobre la sucesión de su presidente. Por ello siguen las maniobras de distracción. Tras los 110 por hora, ahora toca el supuesto deshojado de la margarita sobre la continuidad de Zapatero. Personalmente, y lo digo a riesgo de equivocarme públicamente, pienso que Zapatero quiere volver a presentarse. Aunque en su partido no parecen de acuerdo, por desgracia para todos tampoco se atreven a hacer lo que deben, que es sacarlo de la Moncloa cuanto antes y convocar elecciones generales para que el pueblo opine.

Pero si  creían haberlo  visto todo en el panorama político nacional, habrán comprobado en las ultimas horas que todavía no se agota la capacidad de sorprenderse, y así el NO a la guerra contra Saddam del 2004 se está convirtiendo en el SI a la guerra contra Gadafi en el 2011. Dice José Blanco que España no va a una guerra sino a poner fin a la misma. ¿Me lo explican? Por cierto que en el Pleno de ayer en el Congreso para decidir la intervención militar española, Blanco estuvo ausente porque prefirió inaugurar la Avenida de Madrid en Lugo. Muy coherente el Sr. Ministro.

Los ciudadanos quieren un sol naciente, como el que vi en A Fonsagrada; un sol de esperanza e ilusión, que disuelva la pesadilla de la mala gestión de algunos gobiernos bipartitos o del PSOE y BNG, con gestiones nefastas que están saliendo muy caros a sus vecinos. La luz de ese sol se refleja en el  modelo de gestión austero y transparente, como el que lidera con eficacia y credibilidad Núñez Feijoo. Sé que los vecinos de todos los ayuntamientos de Lugo quieren gente seria y responsable gestionando sus impuestos, y que confiarán en el modelo Popular.

En nuestra mano está lograr poner a cada cual en su sitio. Ojalá se nos contagie algo, un poco, del magnifico ejemplo que el pueblo nipón da al mundo entero. Que para vencer las dificultades sepamos dar una respuesta colectiva, la de todo un pueblo. Ahora es un buen momento, y las urnas un buen lugar.

Sol nacente


Ninguén pode ser indiferente ante o que sucede en Xapón: o contraste da tripla traxedia coa esperanzadora imaxe de todo un pobo que se comporta con enteireza, disciplina e dignidade, dando resposta colectiva a tanta desgraza xunta. Que o país do sol nacente volva pronto á normalidade e cure as súas feridas é o desexo do mundo enteiro.

Mentres tanto, e en clave local, moi diferente era outro sol nacente que este domingo vin na Fonsagrada. Nun acto de Partido reuníronse os 67 candidatos populares desta provincia ás próximas eleccións municipais. No ambiente o sol que anuncia resultados positivos, as enquisas favorables, a ilusión en sacar adiante cada un dos municipios; e os nuboeiros do panorama xerado baixo o goberno de Zapatero, co paro crecente e a crise económica da que España non acaba de ver o final.

As enquisas recollen a caída libre dun PSOE desnortado, encerellado en loitas internas, paralizado polo debate sobre a sucesión do seu presidente. Por iso seguen as manobras de distracción. Tras os 110 por hora, agora toca o suposto esfollado da margarida sobre a continuidade de Zapatero. Persoalmente, e dígoo a risco de equivocarme publicamente, penso que Zapatero quere volver presentarse. Aínda que no seu partido non parecen de acordo, por desgraza para todos tampouco se atreven a facer o que deben, que é sacalo da Moncloa canto antes e convocar eleccións xerais para que o pobo opine.

Pero se crían habelo visto todo no panorama político nacional, comprobarían en ultímalas horas que aínda non se esgota a capacidade de sorprenderse, e así o NON á guerra contra Saddam do 2004 estase convertendo no SE á guerra contra Gadafi no 2011. Di José Branco que España non vai a unha guerra senón a pór fin á mesma. Explícanmo? Por certo que no Pleno de onte no Congreso para decidir a intervención militar española, Branco estivo ausente porque preferiu inaugurar a Avenida de Madrid en Lugo. Moi coherente o Sr. Ministro.

Os cidadáns queren un sol nacente, como o que vin na Fonsagrada; un sol de esperanza e ilusión, que disolva o pesadelo da mala xestión dalgúns gobernos bipartitos ou do PSOE e BNG, con xestións nefastas que están saíndo moi caros aos seus veciños. A luz dese sol reflíctese no modelo de xestión austero e transparente, como o que lidera con eficacia e credibilidade Núñez Feijoo. Sei que os veciños de todos os concellos de Lugo queren xente seria e responsable xestionando os seus impostos, e que confiarán no modelo Popular.

Na nosa man está lograr pór a cada cal no seu sitio. Oxalá se nos contaxie algo, un pouco, do magnifico exemplo que o pobo nipón dá ao mundo enteiro. Que para vencer as dificultades saibamos dar unha resposta colectiva, a de todo un pobo. Agora é un bo momento, e as urnas un bo lugar.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Crees que se vuelve a presentar ZP ?? esperemos que no !! es capaz de volver a salir presidente ...

Se ha producido un error en este gadget.