domingo, 10 de febrero de 2008

Ordenación

Este sábado asistimos en Lugo a un acontecimiento que ya ha pasado a formar parte de la historia de esta provincia. Fuimos testigo de la ceremonia de consagración de Don Alfonso Carrasco Rouco como nuevo obispo de Lugo. Monseñor Carrasco hace el número 101 de los obispos que ha tenido esta diócesis.

La ceremonia fue, como no podía ser de otra manera, protocolaria, ordenada, bien organizada y cargada de emoción.

Fuimos muchos los que acompañamos a Monseñor Carrasco en día tan especial y mi posición en los asientos del coro de nuestra catedral, me permitió ser un testigo privilegiado.

Tengo que decir que mi primera impresión es que estamos ante un hombre muy preparado, que actúa al tiempo con claridad y seguridad. Pero me quedaron grabadas en mi retina las miradas de cariño que en determinados instantes de la ceremonia, y a pesar de la distancia física, Don Alfonso intercambiaba con su madre. Una madre emocionada a la vez que entera, que encabezaba una amplia representación de familiares y amigos, para los que al final de la ceremonia el Obispo Carrasco tuvo unas hermosas palabras de recuerdo, llegando a utilizar hasta cinco idiomas.

Contrasta el desarrollo de este ceremonial, y la prudencia de todas las palabras que allí se pronunciaron, con otras pronunciadas los días previos a la consagración de nuestro obispo, por el máximo mandatario del Gobierno Gallego (¿o debería decir de uno de los dos gobiernos que tiene Galicia?).

El Presidente de la Xunta llegó a decir de la designación de Don Alfonso Carrasco Rouco y de su implicación en las relaciones entre la Iglesia y la Xunta, que el nombramiento del obispo de Lugo Carrasco "no es un buen indicador".

No sabemos en que se basó Touriño para hacer tal afirmación pero nadie duda de su inoportunidad y de su imprudencia. Si cuando él fue designado Presidente de la Xunta se le concedió el tradicional plazo de los 100 días para analizar su trabajo. ¿No merece Monseñor Carrasco un plazo de gracia antes de calificarlo de mal o buen indicador para el gobierno gallego?.

Lo que sí tengo claro es que estas afirmaciones, unidas a su ausencia en los actos de consagración de nuestro Obispo en Lugo no ayudan a mantener una buena relación entre el poder civil y el eclesiástico, más bien lo contrario, al tiempo que afirmo que un presidente de un gobierno no debe cometer este tipo de deslices, difícilmente corregibles y aún menos justificables.

Finalmente no podemos ignorar que dado el periodo electoral en el que estamos inmersos, este episodio forma parte de la estrategia lanzada desde el PSOE para asociar la imagen de la Iglesia con la del Partido Popular. Una estrategia minuciosamente calculada en términos de rentabilidad electoral. Desde mi punto de vista, debemos respetar y ser respetados, y nunca exigir a los demás lo que somos incapaces de garantizarles. Y esto es lo que pretende el gobierno socialista que preside Zapatero, imponer sus condiciones a la Iglesia sin respetar su independencia.

Volvemos a comprobar una vez más esa máxima tan frecuente en nuestro Gobierno de “si no estás conmigo es que estás contra mí”.


------------------------------------------------------------------------------------------------


Ordenación

Este sábado asistimos en Lugo a un acontecemento que xa pasou a formar parte da historia desta provincia. Fomos testemuña da cerimonia de consagración de Don Afonso Carrasco Rouco como novo bispo de Lugo. Monseñor Carrasco fai o número 101 dos bispos que tivo esta diócese.

A cerimonia foi, como non podía ser doutro xeito, protocolaria, ordenada, ben organizada e cargada de emoción.

Fomos moitos os que acompañamos a Monseñor Carrasco en día tan especial, e a miña posición nos asentos do coro da nosa Catedral, permitiume ser unha testemuña privilexiada.

Teño que dicir que a miña primeira impresión é que estamos ante un home moi preparado, que actúa ao tempo con claridade e seguridade. Pero me quedaron gravadas na miña retina as miradas de agarimo que en determinados instantes da cerimonia, e a pesar da distancia física, Don Afonso intercambiaba coa súa nai. Unha nai emocionada á vez que enteira, que encabezaba unha ampla representación de familiares e amigos, para os que ao final da cerimonia o Bispo Carrasco tivo unhas fermosas palabras de recordo, chegando a utilizar ata cinco idiomas.

Contrasta o desenvolvemento deste cerimonial, e a prudencia de todas as palabras que alí se pronunciaron, con outras pronunciadas os días previos á consagración do noso bispo, polo máximo mandatario do Goberno Galego (ou debería dicir dun dos dous gobernos que ten Galicia?).

O Presidente da Xunta chegou a dicir da designación de Don Afonso Carrasco Rouco e da súa implicación nas relacións entre a Igrexa e a Xunta, que o nomeamento do bispo de Lugo Carrasco "non é un bo indicador".

Non sabemos en que se baseou Touriño para facer tal afirmación pero ninguén dubida da súa inoportunidade e da súa imprudencia. Se cando el foi designado Presidente da Xunta concedéuselle o tradicional prazo de 100 días para analizar o seu traballo. Non merece Monseñor Carrasco un prazo de graza antes de cualificalo de mal ou bo indicador para o goberno galego?.

O que si teño claro é que estas afirmacións, unidas á súa ausencia nos actos de consagración do noso Bispo en Lugo non axudan a manter unha boa relación entre o poder civil e o eclesiástico, máis ben ao contrario, á vez que afirmo que un presidente dun goberno non debe cometer este tipo de descoidos, dificilmente correxibles e aínda menos xustificables.

Finalmente non podemos ignorar que dado o período electoral no que estamos inmersos, este episodio forma parte da estratexia lanzada desde o PSOE para asociar a imaxe da Igrexa coa do Partido Popular. Unha estratexia minuciosamente calculada en termos de rendibilidade electoral. Desde o meu punto de vista, debemos respectar e ser respectados, e nunca esixir aos demais o que somos incapaces de garantirlles. E isto é o que pretende o goberno socialista que preside Zapatero, impor as súas condicións á Igrexa sen respectar a súa independencia.

Volvemos comprobar unha vez máis esa máxima tan frecuente no noso Goberno de “se non estás comigo é que estas contra min”.

15 comentarios:

Sandra dijo...

Hoy, grandes aniversarios
1) 2 años y 15 días desde la aprobación inicial del PXOM y seguimos para bingo
2) 2 años de suspensión de licencias ya levantadas y seguimos para bingo
3) 22 meses sin que nos contesten a nuestras alegaciones sobre el PXOM y seguimos para bingo
4) No sé cuanto tiempo sin que Corosco hable del PXOM y mira que él es hablador. Se acuerdan cuando lo presentó como si fuera lo máximo y bla, bla, "faremolo entre todos", etc, etc
Ahora que las cosas van mal, calladito como una tumba.
Esta es la categoría del Alcalde.

caminando dijo...

1.Comisión de servicios para una plaza de mantenimiento en La Coruña, optan al puesto dos mujeres y un hombre. Una de ellas con 12 años de experiencia en dirección de obra en la empresa privada y 10 en Vivienda, con nivel 25 (muy elevado) y un master especifico en rehabilitación. Sin embargo, se le adjudica a Víctor Pérez, aparejador sin experiencia en obra y sin formación especifica. Lo único que sobresale en su vitae es el gallego.

2.En las bases de un concurso de méritos para cuerpos especiales de arquitecto técnico, un master de rehabilitación de edificios (de un año académico de duración) puntuaba con un 0,45 mientras que un cursillo de gallego de tan sólo seis meses alcanzaba tres puntos.

Así las cosas, el Sindicato de Técnicos Titulados afirma que "desde la política se ha intentado hacer ver que cualquiera sirve para cualquier puesto" y "se está usando el gallego" en ese sentido. El resultado: "amigotes" de la Xunta en puestos de relevancia que se caracterizan por la "docilidad" frente a "favores políticos".

libertaddigital.com



Con las GALESCOLAS empiezan las discriminaciones con los niños.

Anónimo dijo...

No llego a entender como el PSOE critica a la iglesia por decir lo que piensa, no existe en España libertad de expresión.
Por otro lado la critica, cuando lo que opina les puede perjudicar, porque cuando la iglesia se manifesto contraria a la guerra de IRAK no dijeron nada.

Anónimo dijo...

Hoy en dia ser una familia tradicional, pertenecer a la iglesia, ser votante del pp, defender la solidaridad entre los españoles, hablar en castellano, creer que Galicia, Cataluña o Pais Vasco son España..., es sintoma de retraso, intolerancia y discriminación social (para el PSOE), no me extrañaria que con tanta ley social, la ley de la igualdad, la ley de la dependencia...., no propongan una LEY DE LA INSERCION SOCIAL A LOS VOTANTES DEL PP ; y todo por no pensar como ellos.

Anónimo dijo...

!Que mágoa! Cheguei fai 30 anos a Lugo mortiña de medo con 11 anos falando galego, viña da zona rural para un colexio de monxas. Na miña casa so se falaba en galego, abos, pai, nai, irmás, incluídos meus tios cando viñan de Bilbao. Os 3 anos nese colexio (hoxe concertado) foron os peores da miña vida. A primeira palabra que pronunciei en galego foi algo que non esquecerei mentras viva. As caras das monxas, das alumnas, sentinme igual ca unha merda entre tanta señorita "hija de médicos, abogados, profesores etc". Sentín tanto rechazo, atreveriame a decir que me tiñan asco por falar en galego.

Sr. Joaquín e Sr. Orozco hoxe conseguiron que aquela nena de 11 anos que viña da aldea revivira de novo a dor polo rexeitamento da nosa lingua. Hoxe conseguiron despois de 30 anos que os que respetamos a nosa lingua sin imposicións nos sintamos unha merda.

Anónimo dijo...

"SE aínda somos galegos é por obra e gracia do noso idioma" non o aldraxen.

Xa o decía Laxeiro:
"Que fermoso país pero que carallo de xente"

Gallego por obligación NO dijo...

Los dos comentarios anteriores vienen a ser lo que me esperaba tras el pleno del Lunes: victimismo y fascismo hábilmente entrelazados.
Ahora parece que el Bloque y los nacionalistas son los únicos que pueden amar a su patria, porque estamos en umomento tan absurdo en que los pájaros disparan a las escopetas, y si uno no habla gallego a todas horas, y lo que es más grave, si uno no IMPONE el gallego a todo el mundo, es un asqueroso "rexeitador da patria galega".
Lo único que está consiguiendo el BNG y esa política de imposición del gallego es un rechazo absoluto a la lengua, ya que el ser humano tiene tendencia a abominar lo que se le quiere imponer.
Lo que pasó en el Pleno es que se ha defendido la libertad de elección, y si los fascistas nacionalistas no comparten eso, es SU problema.
Ahora nos vienen a llorar y a decir que sólo se es gallego si se usa la lengua gallega. Pues miren, mal que les pese, Galicia es parte de España, y los dos idiomas son oficiales. Si tienen miedo de que la libertad de elección implique la desaparición del gallego será porque no tienen fe en su propia lengua.
Allá ustedes, pero la imposición no es el camino.
Recordemos que los NAZIS eran NACIONAL-SOCIALISTAS, como todas las dictaduras del mundo siempre se han basado en el nacionalismo.

Anónimo dijo...

Pobre ser humano el que es "algo" solo por el idioma que utiliza, que pobreza intelectual.

Anónimo dijo...

La anónima de las 0:23 se está columpiando, con ese gallego de laboratorio que utiliza no me creo nada de lo que dice.

Además es de un clasismo racista alarmante, en la línea demagogica imperante, ataca a los colegios religiosos y a la clase media cual fanática marxista.

El castellano no es delito... por ahora dijo...

Lo más triste, es que esta gente, que dicen ser los adalides de la libertad, están tratando de que SU forma de vida sea la única forma de vida. Eso se llama fascismo.
Si se quiere pluralidad, que sea real, y la realidad es que hay gente que quiere que sus hijos reciban la enseñanza en gallego, y están en su derecho, pero hay muchísima gente más que quiere que sus hijos reciban una educación bilingüe o en castellano, y tienen el mismo derecho. Exactamente el mismo.

Anónimo dijo...

Hoy Z se reune con el nuncio del Papa. Mucho meterse con ellos, pero están haciéndoles la pelota porque la Iglesia es mucha Iglesia... O medo é libre.
A lo mejor es que prefieren normalizar las cosas con los católicos antes de que la Conferencia Islámica siga pidiendo el voto para el PSOE, porque puestos a elegir...

La verdad os hará libres dijo...

José Blanco:
Oye, ya tenemos gerente pal CETAL ¿eh?

Lago Lage:
Sí? Y de qué es?... de Lugo, de fuera?

José Blanco:
Un tipo de Lugo, el número dos del aula láctea... ¡le vamos a meter una hostia a Méndez Dónega en el hígado!

Blanco y Lago Lage, hablar por hablar

Anónimo dijo...

Non son de xeneralizar, pero estos do PSOE están facendo o mesmo outra vez: tomar o pelo con ETA (antes por matalos pola porta de atrás e agora por vendernos pola porta de atrás), colocar aos seus colegas (hostia a Méndez Dónega no fígado), o paro e a inflación con cifras de 1993 (cando gobernaban en Madrid)...
Eso sí, os que crispan son os do PP... ahi, perdón, non, que según ZP aos que lles ven ben a tensión son eles... e a dramatización.
Saúdos

Anónimo dijo...

CANTAR DO NOSO PEPIÑO
Pepiño,que es boquirroto,
quedó el otro día muy mal
hablando con Lago Lage
(son como príncipe y paje),
pues no advirtió el muy animal
que colegas de Juan Soto
pendientes de ellos estaban
cuando imprudentes hablaban
del gerente del Cetal .

En términos pugilísticos
hablaba el pequeño sátrapa
ante su atento discípulo
cuando el reportero intrépido
de la emisora sotánica
escuchó con gesto incrédulo
a un Pepiño,que,magnífico,
noqueaba a Méndez Dónega
con una hostia en el hígado.

Tengo que irme. Se admiten aportaciones.Letra ,música,imágenes.
Campaña "ai Pepiño adiós..."

Anónimo dijo...

Estos ultimos días escuchando a Zapatero y a Pepiño siento verguenza ajena, ¿que clase de gente nos gobierna?

Se ha producido un error en este gadget.