domingo, 25 de mayo de 2008

Ambición

Acabo de terminar un paseo en bicicleta acompañado por parte de mi tropa casera. Lo acabo de hacer en una ciudad europea que no necesito citar para lo que pretendo comunicar.

Que suerte disponer de espacios reservados para peatones, patinadores y ciclistas en lugares de la propia ciudad y en sitios próximos a lugares de ocio y de belleza paisajística. Ver a parejas, grupos o familias recorrer largas distancias pedaleando, caminando o patinando al tiempo que disfrutando de las bellezas de su ciudad y hacerlo con seguridad y dentro de un respeto por parte de los conductores de turismos y autobuses, es un lujo. Un privilegio.

Demuestra muchas cosas, aunque solo me referiré a dos de ellas.

Es un síntoma de una ciudadanía nada preocupada de aparentar o del qué dirán. Es una ciudadanía libre en el más amplio sentido de la palabra.

Y también es una consecuencia de la apuesta decidida de regidores y gobernantes ambiciosos.

Lo que necesitamos es ambición de conquistas en el campo social pero también en calidad de vida. Ambición de contar con dotaciones que nos permitan parecernos a las ciudades que nos llevan ventaja en ello, pero que sobre todo caminan en la buena dirección desde hace tiempo.

En Lugo falta ambición. No podemos conformarnos solamente con fiestas y banquetes. Necesitamos apostar por la salud, el disfrute del medio natural del que disponemos, por la actividad deportiva bien entendida y por respetarnos como personas.

Para que esto sea no sólo posible, sino más fácil, necesitamos gobernantes que apuesten decididamente por este camino. Sin titubeos, sin planteamientos raquíticos que sólo miran a la rentabilidad política, que solo actúan pensando en el corto plazo y renuncian al futuro de las generaciones venideras.

Necesitamos una auténtica ambición colectiva.


------------------------------------------------------------------------------------------------


Ambición

Acabo de terminar un paseo en bicicleta acompañado por parte da miña tropa caseira. Acáboo de facer nunha cidade europea que non necesito citar para o que pretendo comunicar.

Que sorte dispor de espazos reservados para peóns, patinadores e ciclistas en lugares da propia cidade e en sitios próximos a lugares de lecer e de beleza paisaxística. Ver a parellas, grupos ou familias percorrer longas distancias pedaleando, camiñando ou patinando á vez que gozando das belezas da súa cidade e facelo con seguridade e dentro dun respecto por parte dos condutores de turismos e autobuses, é un luxo. Un privilexio.

Demostra moitas cousas, aínda que só referireime a dúas delas.

É un síntoma dunha cidadanía nada preocupada de aparentar ou do que dirán. É unha cidadanía libre no máis amplo sentido da palabra.

E tamén é unha consecuencia da aposta decidida de rexedores e gobernantes ambiciosos.

O que necesitamos é ambición de conquistas no campo social pero tamén en calidade de vida. Ambición de contar con dotacións que nos permitan parecernos ás cidades que nos levan vantaxe niso, pero que sobre todo camiñan na boa dirección desde fai tempo.

En Lugo falta ambición. Non podemos conformarnos soamente con festas e banquetes. Necesitamos apostar pola saúde, o goce do medio natural do que dispomos, pola actividade deportiva ben entendida e por respectarnos como persoas.

Para que isto sexa non só posible, senón máis fácil, necesitamos gobernantes que aposten decididamente por este camiño. Sen titubeos, sen formulacións raquíticas que só miran á rendibilidade política, que só actúan pensando no curto prazo e renuncian ao futuro das xeracións vindeiras.

Necesitamos unha auténtica ambición colectiva.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué ambición podemos esperar de un señor que sólo se preocupa por estar por ahí de viaje mientras Lugo espera por el Plan General y tantas y tantas cosas?
Ambición fue la peatonalización del centro, la creación de un carril bici, el arreglo de un montón de calles y muchas cosas más... que hiciste tú de Alcalde.
Ahora sólo están "a pasar", a no molestar a nadie demasiado y a no hacer nada por Lugo porque creen que la gente es boba y que va a seguir votándoles aunque pasen de todo, que ya vienen los promotores a hacer calles y urbanizaciones y así la ciudad "avanza", como dijo Orozco en la piringalla, aunque no haya Plan General.

Caminando dijo...

Este anónimo tiene razón.

Orozco como buen filósofo bebe de las fuentes clásicas, y hace suyo el dicho de “inutiltósteles” : "Cuanto menos hagas menos te equivocas"

Monseñor Orozco dijo...

Después de darme un paseo por la remozada página web municipal, seguimos igual que antes.
Trámites on-line igual que antes o sea cero patatero, el volante de empadronamiento y para de contar.
Mucha de la información que habia antes desaparecida en combate,por ejemplo, ahora solo se pueden consultar los plenos y xuntas de goberno local desde el 2007, antes desde el 2004, etc
Eso, si, la propaganda a tope, no solo. Para que se vea bien, un link al blog de Corosco, pagado por todos los lucenses, y de postre otro link de sus encuentros con los lucenses que no son más que una sarta de promesas incumplidas (los iremos destripando poco a poco)
Lo que no se han olvidado de borrar son las noticias políticas que no tienen cabida en una página municipal como por ejemplo esta, en la que se cuenta la visita de Corosco a la sede del PSOE en Argentina, pura propaganda política, ¿visitará también la sede del PSOE en China y lo publicará en la web?
Vayan a la web municipal y arriba a la derecha en el buscador tecleen PSOE. Les saldrá una noticia donde pueden leer que Corosco se reune con la ejecutiva del PSOE argentino. Después con su parla redonda suelta perlas del calibre de: "Temos unha oposición moi dura en España, pero atópase anclada no pasado, en temas que lle din moi pouco á xente" o también "é “un momento moi bo para o PSOE en Galicia, somos un partido unido que ademais cumprimos accións moi concretas comprometidas coa cidadanía"

Pura propaganda política pagada con el dinero de todos los lucenses.

CONTINUARÁ

Monseñor Orozco dijo...

Por cierto, pido al webmaster que vuelva a activar el código HTML
para poder poner los enlaces a las páginas web.

Se ha producido un error en este gadget.