domingo, 27 de septiembre de 2009

En tiempos en los que los anuncios reiterados, aunque hasta ahora incumplidos, sobre las importantes inversiones en infraestructuras ferroviarias en nuestra provincia, puede resultarle paradójico que yo les escriba sobre el esfuerzo, la vocación y la dedicación de un grupo de personas, también de nuestra tierra, que se empeñan en recuperar el patrimonio histórico del ferrocarril, la huella de nuestro tren y la divulgación a generaciones que no lo conocieron.

Estas personas están en Monforte de Lemos, trabajan sin horario y no les mueve el ánimo de lucro porque ni lo tienen ni lo esperan. Desde hace casi 10 años pusieron en marcha un bonito y algo más que curioso proyecto bautizado como el Museo del Ferrocarril de Galicia.

La restauración de locomotoras, vagones y otro interesante material se complementa con la no menos importante y delicada recuperación de la rotonda ferroviaria, única en España, de forma radial y circular.

Hasta aquí lo material y palpable, pero no lo a mi juicio esencial y necesario.

Estas personas han vencido durante estos años todo tipo de incomprensión y falta de apoyo, con puntuales y dignas excepciones. A pesar de ello siguen, día a día, con mucha ilusión trabajando por algo que forma parte de nosotros. Y aquí quería llegar.

Es frecuente escuchar a muchos representantes de los ciudadanos, en diferentes estamentos, que hay que apoyar estas iniciativas, pero también es frecuente ver cómo pasado el día pasó la romería.

Lo más chocante es que, por mucho empeño que se ponga, resultará inútil encontrar en las diferentes publicaciones y folletos divulgativos que realiza la diputación de Lugo, o el Ayuntamiento de la ciudad de Monforte de Lemos, cualquier referencia a la existencia de este Museo. Incluso en la reciente efeméride de los 100 años de la llegada del tren a Monforte, este Museo facilitó piezas exclusivas para hacer brillar y llenar de contenido la celebración, y los organismos citados no tuvieron ni la educación, ya que tampoco la ayuda económica, de agradecer la colaboración ni de incluir aunque fuese en letra pequeña cualquier referencia en el programa de los actos llevados a cabo.

Acaso un descuido, quizás un error. No. Lamentablemente cuando los descuidos y los errores son reiterados, hay que hablar de negligencia. Y cuando los responsables tienen y ostentan el poder local, y tiran contra estas personas y su trabajo, hay que calificarlos de mezquinos e indignos de la representación que ostentan.

Ayuntamiento, Diputación y Xunta de Galicia (que ya ayudó en su día) tienen la obligación política y moral de cuidar, ayudar y respetar a las personas que aman y trabajan por la recuperación y divulgación de un patrimonio tristemente olvidado.

Les animo a conocer este museo que otros se empeñan en ignorar. Además, y en estos tiempos, es gratuito.


________________________________________________________________________


Sen pasado non hai futuro

En tempos nos que os anuncios reiterados, aínda que ata agora incumpridos, sobre os importantes investimentos en infraestruturas ferroviarias na nosa provincia, pode resultar unha paradoxa que eu lles escriba sobre o esforzo, a vocación e a dedicación dun grupo de persoas, tamén da nosa terra, que se empeñan en recuperar o patrimonio histórico do ferrocarril, a pegada do noso tren e a divulgación a xeracións que non o coñeceron.

Estas persoas están en Monforte de Lemos, traballan sen horario e non lles move o ánimo de lucro porque nin o teñen nin o esperan. Desde hai case 10 anos puxeron en marcha un bonito e algo máis que curioso proxecto bautizado como o Museo do Ferrocarril de Galicia.

A restauración de locomotoras, vagóns e outro interesante material compleméntase coa non menos importante e delicada recuperación da rotonda ferroviaria, única en España, de forma radial e circular.

Ata aquí o material e palpable, pero non o ao meu xuízo esencial e necesario.

Estas persoas venceron durante estes anos todo tipo de incomprensión e falta de apoio, con puntuais e dignas excepcións. A pesar diso seguen, día a día, con moita ilusión traballando por algo que forma parte de nós. E aquí quería chegar.

É frecuente escoitar a moitos representantes dos cidadáns, en diferentes estamentos, que hai que apoiar estas iniciativas, pero tamén é frecuente ver como pasado o día pasou a romaría.

O máis chocante é que, por moito empeño que se poña, resultará inútil atopar nas diferentes publicacións e folletos divulgativos que realiza a deputación de Lugo, ou o Concello da cidade de Monforte de Lemos, calquera referencia á existencia deste Museo. Ata na recente efeméride dos 100 anos da chegada do tren a Monforte, este Museo facilitou pezas exclusivas para facer brillar e encher de contido a celebración, e os organismos citados non tiveron nin a educación, xa que tampouco a axuda económica, de agradecer a colaboración nin de incluír aínda que fose en letra pequena calquera referencia no programa dos actos levados a cabo.

Seica un descoido, quizais un erro. Non. Lamentablemente cando os descoidos e os erros son reiterados, hai que falar de neglixencia. E cando os responsables teñen e ostentan o poder local, e tiran contra estas persoas e o seu traballo, hai que cualificalos de mezquinos e indignos da representación que ostentan.

Concello, Deputación e Xunta de Galicia (que xa axudou no seu día) teñen a obrigación política e moral de coidar, axudar e respectar ás persoas que aman e traballan pola recuperación e divulgación dun patrimonio tristemente esquecido.

Anímolles a coñecer este museo que outros se empeñan en ignorar. Ademais, e nestes tempos, é gratuíto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

COMENTARIO CENSURADO EN EL BLOG DE OROZCO:


Este es el mensaje político que inunda la Cataluña de Montilla y Chacón para DESANGRAR al resto de España.

“los catalanes padecemos una triple crisis: la mundial, de carácter financiero; la española, resultado de la fallida del modelo especulativo; y la específicamente catalana, que suma a las dos anteriores el EXPOLIO FISCAL”.
“Con un Estado catalán que no padeciese la sangría permanente del déficit fiscal, los catalanes podríamos dejar de pagar peajes, disfrutar de mejores servicios sociales e infraestructuras y tener garantizado el cobro de unas pensiones más altas”.

Hace MUY BIEN Feijoo en no dar tregua a quienes quitan a unos españoles para contentar a otros que no lo quieren ser.

En cuanto al Sr. P. Blanco, vive del marketing para crearse una imagen de eficiencia, sobre todo en Galicia, donde piensa retirarse como nuevo caudillo, allá el, es un boomerang que se le volverá en contra cuando se le acabe la pólvora y del que no le salvará su ejercito de asesores.

Anónimo dijo...

Zapatero dio órdenes para favorecer al constructor Ulibarri, imputado en 'Gürtel'

SU ASESORA EN MONCLOA, ANGÉLICA RUBIO, PRESIONÓ A VARIOS MINISTROS PARA BENEFICIAR AL EMPRESARIO


ZAPATERO DIMISION.

Se ha producido un error en este gadget.