domingo, 13 de septiembre de 2009

Oportunidad irrepetible

Hay asuntos que todos consideramos temas “de Estado”. Con la estación intermodal de Lugo deberíamos también todos coincidir en catalogarlo como cuestión “de ciudad”. La forma en que se plantee, se resuelva y se concluya esta infraestructura será determinante y decisiva, para bien o para mal de los lucenses, por decenas de años.

La ubicación de una estación intermodal (ferrocarril y autobuses) no se puede dejar en manos de aficionados. No puede ser algo que se decida tomando unas copas o tras una tarde de reflexión.

Éste es el momento de abrir el debate y de dar voz a los expertos, a los que saben, a los que llevan tiempo estudiando estos problemas. Y claro que los hay, aunque no formen parte de la Corporación Municipal de Lugo.

Por eso propusimos, desde el Grupo Municipal Popular, que se considerara una iniciativa para crear una mesa de trabajo donde los expertos, los colectivos interesados y también los representantes de los ciudadanos en los órganos políticos, expusieron sus propuestas y las contrastasen con los demás.

Mientras nosotros buscábamos un consenso, el BNG prefería utilizar esta iniciativa para su lucimiento sin pararse a pensar que quien pierde con su actitud son los vecinos de Lugo. Tendrán que comprender los lucenses que cuando uno quiere tender puentes y otro pone cargas de dinamita es muy difícil llegar en un futuro a ningún tipo de acuerdo.

Sorprende que quien quería llevar esta dotación al borde de la ciudad rectifique ahora diciendo que su posición siempre estuvo abierta (que es lo mismo que no tener postura). Otros, incapaces de definir su postura, renuncian a liderar la llegada del AVE. El alcalde socialista de Lugo primero quería soterrar la estación de autobuses y ahora se apunta a llevarla al Barrio de la Estación.

Nosotros abogamos por escuchar y conocer los datos, las opiniones y los estudios de los expertos en la materia. Escuché a uno de ellos. Proponía dejar la estación de autobuses donde está y construir debajo la nueva estación del tren. Se llegaría por un túnel de 3 kilómetros y lo primero que verían los viajeros al salir de la estación sería la Muralla.

¿Es esto una locura? No me atrevo a poner calificativos a las ideas sin antes dar la oportunidad de exponerlas con luz y taquígrafos. Lo que sí me atrevo a decir es que a algunos les parecía hace cinco años un disparate que el tren llegara a la Puerta del Sol de Madrid y allí se hiciese una estación intermodal (metro-ferrocarril) con más de seis plantas subterráneas. Hoy está funcionando.

Ésta es mi reflexión. Los políticos dejemos a quien puede asesorarnos opinar y hablar. Después decidamos y no nos equivoquemos porque será por muchos años.

______________________________________________________________________


Oportunidade irrepetible

Hai asuntos que todos consideramos temas "de Estado". Coa estación intermodal de Lugo deberiamos tamén todos coincidir en catalogalo como cuestión "de cidade". A forma en que se expoña, resolva e conclúa esta infraestrutura será determinante e decisiva, para ben ou para mal dos lucenses, por decenas de anos.

A localización dunha estación intermodal (ferrocarril e autobuses) non se pode deixar en mans de afeccionados. Non pode ser algo que se decida tomando unhas copas ou tras unha tarde de reflexión.

Este é o momento de abrir o debate e de dar voz aos expertos, aos que saben, aos que levan tempo estudando estes problemas. E claro que os hai, aínda que non formen parte da Corporación Municipal de Lugo.

Por iso propuxemos, desde o Grupo Municipal Popular, que se considerase unha iniciativa para crear unha mesa de traballo onde os expertos, os colectivos interesados e tamén os representantes dos cidadáns nos órganos políticos, expuxeron as súas propostas e contrastásenas cos demais.

Mentres nós buscabamos un consenso, o BNG prefería utilizar esta iniciativa para o seu lucimento sen pararse a pensar que quen perde coa súa actitude son os veciños de Lugo. Terán que comprender os lucenses que cando un quere tender pontes e outro pon cargas de dinamita é moi difícil chegar nun futuro a ningún tipo de acordo.

Sorprende que quen quería levar esta dotación ao bordo da cidade rectifique agora dicindo que a súa posición sempre estivo aberta (que é o mesmo que non ter postura). Outros, incapaces de definir a súa postura, renuncian a liderar a chegada do AVE. O alcalde socialista de Lugo primeiro quería soterrar a estación de autobuses e agora apúntase a levala ao Barrio da Estación.

Nós avogamos por escoitar e coñecer os datos, as opinións e os estudos dos expertos na materia. Escoitei a un deles. Propuña deixar a estación de autobuses onde está e construír debaixo a nova estación do tren. Chegaríase por un túnel de 3 quilómetros e o primeiro que verían os viaxeiros ao saír da estación sería a Muralla.

É isto unha tolemia? Non me atrevo a pór cualificativos ás ideas sen antes dar a oportunidade de expolas con luz e taquígrafos. O que si me atrevo a dicir é que a algúns lles parecía fai cinco anos un disparate que o tren chegase á Porta do Sol de Madrid e alí fixésese unha estación intermodal (metro-ferrocarril) con máis de seis plantas subterráneas. Hoxe está funcionando.

Esta é a miña reflexión. Os políticos deixemos a quen pode asesorarnos opinar e falar. Despois decidamos e non nos equivoquemos porque será por moitos anos.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Orozco tubo la idea de poner en marcha un Plan estratégico, cientos de lucenses enviaron sus ideas, y muchos participaron en los debates.

Tremendo error de Orozco.

Ese escaparate no benefició en nada a los políticos. Cuando los ciudadanos salían de esos debates, clamaban contra los políticos que tenemos en esta ciudad y su falta de competencia.

Resultado: Los ciudadanos dejaron de participar.

En el tema de la estación intermodal, el debate fue jugoso, pero quien defendía prácticamente en solitario la postura de una estación intermodal en las afueras era el después Conselleiro Fernando Blanco, con bastante vehemencia, quizás para beneficiar a un conocido empresario del transporte.

Mayoritariamente, el resto de los participantes siempre se postuló por mantener en el centro la estación de autobuses.

¿A quien beneficia eliminar de su actual ubicación la estación de autobuses?

ESA ES LA CUESTION.

Se ha producido un error en este gadget.