domingo, 12 de abril de 2009

Recambios

Cuando un coche pasa la revisión periódica con averías evidentes, uno de los capítulos inevitables en la factura de reparación es el correspondiente a los recambios.

En un gobierno, las revisiones y averías suelen darse con mayor frecuencia, casi a diario, pero los recambios, sin embargo, escasean.

Por el modo en el que se ha planteado, que nadie dude que la filtración estaba prevista y ensayada de antemano. No es verdad que al presidente del gobierno le fastidiara que el tema saliera durante los actos del G20 o de la Alianza de Civilizaciones en Turquía. Estoy convencido de que todo ello no fue casual sino al contrario: perfectamente diseñado y calculado. En Turquía, lo único que buscaba Zapatero, y que consiguió, fue su foto con Obama. Ya la tiene. Pero como detrás de la foto no había más chicha, la remodelación del gobierno creaba un nuevo aliciente informativo y mantenía el interés más allá de las fotos.

En segundo lugar, este gobierno, a pesar de su juventud en lo referente al tiempo que lleva nombrado, ha dado muestras de asfixia y falta de fuelle desde hace meses y, de forma especial, en el área económica, donde los acontecimientos diarios sobrepasan la capacidad de reacción y donde su principal responsable, el Sr. Solbes, llevaba tiempo pidiendo el relevo.

Y finalmente, y es lo más relevante para los lucenses, un vecino de esta provincia, José Blanco, será con el Ministro de Fomento. Lo digo porque él mismo, hace más de un año, durante uno de los debates electorales en la Televisión Local de Lugo afirmaba al final de una de sus intervenciones: “se lo digo yo que voy a mandar mucho”. La improcedente frase en un debate no me pasó inadvertida y, desde ese día, estuve convencido de que José Blanco sería Ministro, lo que me llevó a apostar diversas cañas con amigos, que evidentemente desde ya tengo ganadas.

Pero lo importante ahora que ya se producen los recambios es que la maquinaria funcione mejor, y me temo, y lo están diciendo los líderes de prácticamente todo el abanico de Partidos, que no sea así porque para prácticamente todo el mundo aquí lo que falla es la cabeza, es decir, el director de la orquesta y este, de momento, no cambia.

En la parte lucense sólo espero y deseo que Lugo se vea afectada de tremendas dosis de discriminación positiva por un Ministro de Fomento de la tierra. Que supere en chulería a la ya ex, Maleni. Que si ella fue capaz de estirar el AVE hasta su ciudad Málaga, Blanco lo intente para Lugo o, si quiere, hasta Palas. Los lucenses le vamos a agradecer todos los excesos presupuestarios por esta provincia. Que lo sepa desde hoy.


________________________________________________________________________


Recambios

Cando un coche pasa a revisión periódica con avarías evidentes, un dos capítulos inevitables na factura de reparación é o correspondente aos recambios.

Nun goberno, as revisións e avarías adoitan darse con maior frecuencia, case a diario, pero os recambios, con todo, escasean.

Polo modo no que se expuxo, que ninguén dubide que a filtración estaba prevista e ensaiada de antemán. Non é verdade que ao presidente do goberno amoláselle que o tema saíse durante os actos do G20 ou da Alianza de Civilizacións en Turquía. Estou convencido de que todo iso non foi casual senón ao contrario: perfectamente deseñado e calculado. En Turquía, o único que buscaba Zapatero, e que conseguiu, foi a súa foto con Obama. Xa a ten. Pero como detrás da foto non había máis chicha, a remodelación do goberno creaba un novo aliciente informativo e mantiña o interese máis aló das fotos.

En segundo lugar, este goberno, a pesar da súa mocidade no referente á vez que leva nomeado, deu mostras de asfixia e falta de fol desde fai meses e, de forma especial, na área económica, onde os acontecementos diarios exceden a capacidade de reacción e onde o seu principal responsable, o Sr. Solbes, levaba tempo pedindo a substitución.

E finalmente, e é o máis relevante para os lucenses, un veciño desta provincia, José Branco, será co Ministro de Fomento. Dígoo porque el mesmo, fai máis dun ano, durante un dos debates electorais na Televisión Local de Lugo afirmaba ao final dunha das súas intervencións: "dígollo eu que vou mandar moito". A improcedente frase nun debate non me pasou inadvertida e, desde ese día, estiven convencido de que José Blanco sería Ministro, o que me levou a apostar diversas cañas con amigos, que evidentemente desde xa teño gañadas.

Pero o importante agora que xa se producen os recambios é que a maquinaria funcione mellor, e témome, e estano dicindo os líderes de practicamente todo o abanico de Partidos, que non sexa así porque para practicamente todo o mundo aquí o que falla é a cabeza, é dicir, o director da orquestra e este, de momento, non cambia.

Na parte lucense só espero e desexo que Lugo se vexa afectada de tremendas doses de discriminación positiva por un Ministro de Fomento da terra. Que supere en chulería á xa ex, Maleni. Que se ela foi capaz de estirar o AVE ata a súa cidade Málaga, Blanco o intente para Lugo ou, se quere, ata Palas. Os lucenses ímoslle a agradecer todos os excesos orzamentarios por esta provincia. Que o saiba desde hoxe.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.