domingo, 31 de mayo de 2009

Nombramientos

Nombramientos

Hace pocos días conocíamos la noticia del cese y del nuevo nombramiento de la persona que dirigirá el Centro Tecnológico Agroalimentario Lucense (CETAL).

En otra situación, la noticia provocaría reacciones de felicitación y parabienes para el recién nombrado, pero los antecedentes y consecuencias refrenan dichas reacciones. Lo primero: este instituto agroalimentario nace de un compromiso político adquirido en 2004 por el entonces secretario de Organización del PSOE y hoy Ministro de Fomento. José Blanco dijo que con su puesta en marcha se crearían 15.000 puestos de trabajo.

Pasaron meses y meses y lo único que se hizo fue crear una unidad de gestión con unos 5 puestos de trabajo, posteriormente se empezaron a firmar convenios debidamente publicitados y vendidos a los medios con grandes puestas en escena y, así, llegamos a la creación del CETAL y a la designación de su Patronato. Entonces había que contratar a un director gerente y, en medio de todas las entrevistas que los patronos iban realizando y que también tenían eco en los medios, surgió la polémica cuando un indiscreto micrófono de una emisora de radio captó unas palabras de José Blanco conversando con un senador lucense de su partido. El Secretario de Organización de los socialistas mostraba su satisfacción por haber fichado ya a un director gerente para fastidiar (sus palabras fueron más soeces) al director de otro instituto tecnológico, el lácteo para más señas, con sede en Lugo y en aquel momento bajo la dependencia de la Consellería de Medio Rural (BNG). Además de lo grotesco del argumento, los patronos que seguían entrevistando candidatos desconocían el cierre del fichaje por José Blanco. La filtración obligó a buscar otro gerente.

Ha pasado más de un año desde aquello, y en este tiempo el CETAL no ha parido ni un solo proyecto de interés y utilidad para esta provincia y ahora nos sorprende con que se cesa al director gerente.

En esta ocasión, el proceso del nuevo nombramiento tiene algunas peculiaridades: se hizo “con nocturnidad y alevosía” con una orden del día “poco transparente”. En lugar de decir, con claridad, substitución, cese y nombramiento del director del CETAL se apunta “Atribución de funciones ordinarias de administración de la fundación”.

La reunión se celebra en Madrid y no en Lugo, como en anteriores ocasiones, las explicaciones son confusas y se habla de pérdida de confianza. El nuevo director que eligen es conocido, entre otras cosas, por haber ocupado un puesto político en el último gobierno gallego, designado por el PSOE. Su perfil se escoge sin pasar ningún proceso de entrevistas, algo que en la anterior ocasión resultaba imprescindible y de lo que presumían Orozco y la Ministra Espinosa.


_________________________________________________________________________

Nomeamentos

Hai poucos días coñeciamos a noticia do cesamento e do novo nomeamento da persoa que dirixirá o Centro Tecnolóxico Agroalimentario Lucense (CETAL).

Noutra situación, a noticia provocaría reaccións de felicitación e parabéns para o recentemente nomeado, pero os antecedentes e consecuencias refrean ditas reaccións. O primeiro: este instituto agroalimentario nace dun compromiso político adquirido en 2004 polo entón secretario de Organización do PSOE e hoxe Ministro de Fomento. José Branco dixo que coa súa posta en marcha crearíanse 15.000 postos de traballo.

Pasaron meses e meses e o único que se fixo foi crear unha unidade de xestión cuns 5 postos de traballo, posteriormente empezáronse a asinar convenios debidamente publicitados e vendidos aos medios con grandes postas en escena e, así, chegamos á creación do CETAL e á designación do seu Padroado. Entón había que contratar a un director xerente e, no medio de todas as entrevistas que os patróns ían realizando e que tamén tiñan eco nos medios, xurdiu a polémica cando un indiscreto micrófono dunha emisora de radio captou unhas palabras de José Branco conversando cun senador lucense do seu partido. O Secretario de Organización dos socialistas mostraba a súa satisfacción por fichar xa a un director xerente para amolar (as súas palabras foron máis soeces) ao director doutro instituto tecnolóxico, o lácteo para máis acenos, con sede en Lugo e naquel momento baixo a dependencia da Consellería de Medio Rural (BNG). Ademais do grotesco do argumento, os patróns que seguían entrevistando candidatos descoñecían o peche da fichaxe por José Branco. A filtración obrigou a buscar outro xerente.

Pasou máis dun ano desde aquilo, e neste tempo o CETAL non pariu nin un só proxecto de interese e utilidade para esta provincia e agora sorpréndenos con que se cesa ao director xerente.

Nesta ocasión, o proceso do novo nomeamento ten algunhas peculiaridades: fíxose “con nocturnidade e aleivosía” cunha orde do día “pouco transparente”. En lugar de dicir, con claridade, substitución, cesamento e nomeamento do director do CETAL apúntase “Atribución de funcións ordinarias de administración da fundación”.

A reunión celébrase en Madrid e non en Lugo, como en anteriores ocasións, as explicacións son confusas e fálase de perda de confianza. O novo director que elixen é coñecido, entre outras cousas, por ocupar un posto político no último goberno galego, designado polo PSOE. O seu perfil escóllese sen pasar ningún proceso de entrevistas, algo que na anterior ocasión resultaba imprescindible e do que presumían Orozco e a Ministra Espinosa.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Joaquin, mentireiro, que eu estaba a verte no pleno por internet. Como podia verte se non funcionaba? Haha.

Se ha producido un error en este gadget.