domingo, 3 de mayo de 2009

Tragedia en medio de la celebración

Nunca pensé escribir sobre lo que ahora lo hago. Era otro el tema elegido y ya prácticamente terminado cuando la terrible noticia del accidente del microbus que traía de regreso a casa a las jóvenes integrantes de nuestro equipo lucense de voleibol, el Emevé Lugo, con fallecidas y heridas entre las expedicionarias, me hizo salir para Santiago y tratar de transmitir ánimo y consuelo a los familiares y al resto del equipo.

Por eso ahora sólo puedo escribir, y muy brevemente, sobre los tristes sentimientos que en el Hospital Clínico Universitario de Santiago pudimos percibir. Rostros rotos por el dolor junto a otros llenos de tensión a la espera de noticias sobre la evolución de los heridos.

Un padre me decía, “Esto es muy injusto. Son chicas que sólo saben estudiar y hacer deporte, que prácticamente no salen de noche porque siempre hay que pensar en un partido”. Y claro que es terriblemente injusto, como tantas cosas que no entendemos ni admitimos en esta vida. Por ello y sólo quiero decir esto, mucho animo y fortaleza a todos los que de una forma u otra hoy lloran y sufren pérdidas incomprensibles, y también para los que esperan la recuperación y el olvido de esta pesadilla.

Todo nuestro cariño y apoyo junto al ofrecimiento de todo lo que esté en nuestras manos para aliviar tanto dolor. Un abrazo


_____________________________________________________________________________
Traxedia no medio da celebración
Nunca pensei escribir sobre o que agora o fago. Era outro o tema elixido e xa practicamente terminado cando a terrible noticia do accidente do microbus que traía de regreso a casa ás mozas integrantes do noso equipo lucense de voleibol, o Emevé Lugo, con falecidas e feridas entre as expedicionarias, fíxome saír para Santiago e tratar de transmitir ánimo e consolo aos familiares e ao resto do equipo.

Por iso agora só podo escribir, e moi brevemente, sobre os tristes sentimentos que no Hospital Clínico Universitario de Santiago puidemos percibir. Rostros rotos pola dor xunto a outros cheos de tensión á espera de noticias sobre a evolución dos feridos.

Un pai dicíame, "Isto é moi inxusto. Son mozas que só saben estudar e facer deporte, que practicamente non saen de noite porque sempre hai que pensar nun partido". E claro que é terriblemente inxusto, como tantas cousas que non entendemos nin admitimos nesta vida. Por iso e só quero dicir isto, moito animo e fortaleza a todos os que dunha forma ou outra hoxe choran e sofren perdas incomprensibles, e tamén para os que esperan a recuperación e o esquecemento deste pesadelo.

Todo o noso agarimo e apoio xunto ao ofrecemento de todo o que estea nas nosas mans para aliviar tanto dor. Un abrazo

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.