domingo, 28 de diciembre de 2008

Espíritu Navideño

En estos días siempre me detengo a observar el ambiente de nuestras calles llenas de personas que se saludan, se paran a conversar, y prácticamente siempre se intercambian un saludo común: “Feliz Navidad y Feliz Año”.

En los últimos tiempos son muchos los que han sustituido ese “Feliz Navidad” por un “felices fiestas”, tratando de imprimirles a estos días un carácter de vacaciones, viajes, fiestas, bailes... y tratando de olvidar que lo que realmente se celebra es la Navidad, el nacimiento del Hijo de Dios. Es posible que sea casual o tiene una intencionalidad en los tiempos que corren.

Nunca oculté mi condición de creyente, pero tampoco vi nunca a nadie, lo fuere o no, sonrojarse ni molestarse por el uso de la palabra “Navidad”. Aunque en definitiva, como casi siempre, lo importante es el fondo y después las formas, en el tema que nos ocupa el fondo es el espíritu navideño, es decir, que creyentes y no creyentes nos deseamos alegría, salud, amor y toda clase de felicidad en estos días. Esto se traduce, o al menos se debería traducir, en una conducta o en una actitud de alegría y de mayor aceptación de los comportamientos ajenos.

En el último Pleno Municipal, celebrado en vísperas de Nochebuena, comencé mi primera intervención con una amplia sonrisa y rezumando este espíritu de la Navidad, pero lamento haberlo terminado más serio y preocupado. La razón no fue otra que la cada vez más preocupante actitud de nuestro Alcalde que, lejos de contagiarse de este espíritu, se dedicó durante todo el Pleno a interrumpir las intervenciones de los demás, a crispar con las suyas, y a usar la peor sorna y comentarios “por lo bajinis” para molestar al contrario. Todo un ejemplo de lo que nadie esperaba un día antes de Nochebuena.

Cada día que pasa me doy cuenta de que la frase tantas veces repetida por mí de que este Alcalde tiene un lujo de Oposición, una Oposición que no merece, está más que justificada.

A punto de aterrizar la azafata por el micrófono desea en nombre de la compañía a todos los pasajeros una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. Creo que volaré más veces con ellos.


___________________________________________________________________


Espírito Do Nadal

Nestes días sempre me deteño a observar o ambiente das nosas rúas cheas de persoas que se saúdan, páranse a conversar, e practicamente sempre se intercambian un saúdo común: "Feliz Nadal e Feliz Ano".

Nos últimos tempos son moitos os que substituíron ese "Feliz Nadal" por un "felices festas", tratando de imprimirlles a estes días un carácter de vacacións, viaxes, festas, bailes... e tratando de esquecer que o que realmente se celebra é o Nadal, o nacemento do Fillo de Deus. É posible que sexa casual ou ten unha intencionalidade nos tempos que corren.

Nunca ocultei a miña condición de crente, pero tampouco vin nunca a ninguén, o fose ou non, ruborizarse nin molestarse polo uso da palabra "Nadal". Aínda que en definitiva, como case sempre, o importante é o fondo e despois as formas, no tema que nos ocupa o fondo é o espírito do Nadal, é dicir, que crentes e non crentes desexémonos alegría, saúde, amor e toda clase de felicidade nestes días. Isto tradúcese, ou polo menos deberíase traducir, nunha conduta ou nunha actitude de alegría e de maior aceptación dos comportamentos alleos.

No último Pleno Municipal, celebrado en vésperas de Noiteboa, comecei a miña primeira intervención cun amplo sorriso e rezumando este espírito do Nadal, pero lamento telo terminado máis serio e preocupado. A razón non foi outra que a cada vez máis preocupante actitude do noso Alcalde que, lonxe de contaxiarse deste espírito, dedicouse durante todo o Pleno a interromper as intervencións dos demais, a crispar coas súas, e a usar a peor sorna e comentarios "polo bajinis" para molestar ao contrario. Todo un exemplo do que ninguén esperaba un día antes de Noiteboa.

Cada día que pasa doume conta de que a frase tantas veces repetida por min de que este Alcalde ten un luxo de Oposición, unha Oposición que non merece, está máis que xustificada.

A piques de aterrar a azafata polo micrófono desexa en nome da compañía a todos os pasaxeiros unha moi Feliz Nadal e un Próspero Ano Novo. Creo que voarei máis veces con eles.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

ESPIRITU.

Eso es lo que se hecha de menos, un poco mas de espiritu en este partido.

El BNG y el PSOE se frotan las manos, las encuestas dicen que permanecerán en el poder gracias a los resultados de LUGO.
LAMENTABLE.

Se ha producido un error en este gadget.